LIMPIEZA E HIGIENE EN NUESTROS PEQUEÑOS

Posted By: Imma Arbat In: Post Ecofamilia On: lunes, septiembre 26, 2016 Comment: 0 Hit: 608

LIMPIEZA E HIGIENE EN NUESTROS PEQUEÑOS Esto te interesa

Todos sabemos la importancia que tiene la limpieza y la higiene en nuestras vidas.  Pero si el tema se traslada a nuestros hijos aún cobra hasta más importancia, porque evidentemente y de forma especial este hábito en edades tempranas, formará parte de un aprendizaje con muchas cosas que nuestros pequeños irán descubriendo con el paso del tiempo y aunque algunas serán más complejas que otras la limpieza no tiene porqué ser una tediosa tarea, siempre y cuando se lo mostremos al niño/a como una fase didáctica de aprendizaje y a ser posible de una forma amena y divertida.  Además, estas acciones cotidianas incluso pueden ayudar a reforzar vínculos familiares al realizar actividades juntos que en contrapartida ayudarán al pequeño a ser más responsable.

 

Pero nosotros como progenitores siempre debemos ser responsables de que nuestros hijos estén completamente bien aseados, ya no solo por costumbre, sino porque nuestros hijos se merecen nuestros cuidados y ante todo nuestro respeto.  Es por tanto vital darle también un ejemplo de las cosas que le pueden aportar seguridad y protección. La  limpieza y la higiene también lo son porque si no sabemos protegernos de gérmenes entre otros factores no nos estaremos haciendo ningún bien, ni a nosotros mismos ni a nuestra familia.

 

El tema de la limpieza e higiene realmente y aunque parezca a groso modo un tema menor, es amplio y podríamos profundizar más en materia.  No obstante existen normas básicas en el caso que tocamos, es decir en el caso de nuestros pequeños.  Como bien se nombra anteriormente un hábito bien practicado puede prevenir, y como más vale prevenir que curar, te recomiendo que tengas en cuenta algunos puntos básicos que a continuación te anoto.  Aunque recuerda que siempre ante cualquier duda o utilizar productos que desconozcas consultar con el facultativo. Al menos esa es mi recomendación. Bien, vayamos sin más preámbulos a esos puntos entre otros que pueden ser de interés en la limpieza del pequeño:

 

La ducha: Es el tema por excelencia y por tanto podemos imaginar el alcance que tiene en temas de limpieza e higiene.  Para ello debemos tener en cuenta algo lógico y es que nuestra piel está expuesta a agentes contaminantes del entorno, así como a superficies sucias y a secreciones que ella misma produce como por ejemplo nuestra grasa corporal y sudor.  Se recomienda por ello para eliminar toxinas y suciedad limpiar una vez al día para conseguir que los poros transpiren mejor. Sin duda la piel lo agradecerá.  Interesante anotar que mediante esta prevención pueden llegar a prevenirse enfermedades como por ejemplo el acné o sarna, entre otras.

 

Las uñas: Se recomienda mantenerlas cortas y limpias, esto es así porque debajo de ellas se acumulan bacterias y virus que suelen proceder de las superficies que los niños suelen tocar. Es bueno enseñarles a cortarse las uñas a los pequeños siempre y cuando ya tengan una edad suficiente para ello. También para su cepillado se aconseja un cepillo pequeño con celdas suaves, para usarlo cuando después de lavarse las manos puedan proceder a su limpieza.

Las manos: En cualquier información que busquemos sobre limpieza e higiene veremos cómo dan mucha importancia a nuestras manos y es que son el primer transmisor actuando como vehículo de transporte de partículas de carácter infeccioso.  Si bien en el caso de los adultos es vital este tema imaginemos en el caso de nuestros pequeños, que incluso se llevan la mano a la boca o incluso los
ojos. Es tal la importancia que incluso se recomienda que de forma autónoma cuando se crea conveniente aprendan a lavarse las manos por un tiempo estimado de 30 segundos, especialmente después del tiempo de juego, haber tosido o haber tenido contacto con superficies, como antes se comentaba. 

Los dientes: Es también sin duda un tema muy importante. Una buena limpieza e higiene bucal nos puede ayudar especialmente a prevenir problemas tales como las famosas caries entre otros.  Lo ideal es que a partir de los 3 años nuestros pequeños sean capaces de cepillarse los dientes de forma autónoma.  

 

Teniendo en cuenta, siempre, y estando atentos que los productos comerciales destinados para la limpieza de nuestros pequeños esten libres de agentes químicos altamente dañinos para su salud.

Muchas gracias por leer este post, si te gusta comparte.

Post de Ecofamilia con la colaboración de David Álvarez. Psicólogo Social y Tec. Gestión Medioambiental

Comments

Leave your comment

Top